Fuentes Semilleras Forestales: Problemas y Desafíos

icraf_Fuentes Semilleras Forestales:
Próximo a la instalación del Comité de Semillas Forestales (COSEFOR), que tendrá la gran tarea de avanzar con la revisión y modificaciones necesarias del reglamento de Semillas Forestales para hacerla aplicable en nuestro país, especialistas en el tema forestal coinciden en que urge que los usuarios y comerciantes de semillas forestales dispongan de normas donde se formalice este comercio y garantice la calidad de las mismas y de los plantones que se están movilizando en todo el Perú.

Y es que en un contexto de importantes iniciativas como es el 20×20, en el cual nuestro país se ha comprometido con recuperar dos millones de hectáreas de tierras degradadas, lo cual implicaría una alta demanda de semillas forestales en los últimos años, ¿Quién garantizará la calidad de estas?, se pregunta Jonathan Cornelius, Director Regional del Centro Internacional de Investigación en Agroforestería (ICRAF, siglas en inglés), en América Latina.

Por su parte, Dennis de Castillo, del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP) coincidió con Cornelius en que existirá un incremento de la demanda de semillas en nuestro país, en la cual tenemos el gran desafío de lograr que los usuarios comprendan que sembrar semillas de calidad es un negocio rentable. Para ello, se necesita que diferentes instituciones se sumen a este esfuerzo sobre la sensibilización de su importancia.

LA SITUACIÓN DE LA LEY DE SEMILLAS Y SU REGLAMENTO

Lucía Pajuelo, Responsable de la Autoridad en Semillas del Instituto Nacional de Innovación Agraria (dependencia del Ministerio de Agricultura y Riego), indicó que el asunto de las semillas está regulado a través de una Ley General, que ha declarado de interés nacional las actividades de obtención, producción, abastecimiento y utilización de semillas de buena calidad, con énfasis en la seguridad alimentaria y las especies vegetales.

Sin embargo, Pajuelo reconoció que en el reglamento Forestal no indica cuáles son los estándares de calidad de las semillas forestales por especie. El tema de fuente semillera no está muy desarrollado, “porque es un tema muy complejo”. Indicó que la Autoridad en Semillas empezó con cultivos anuales, pero al pasar a los permanentes se necesita otra metodología.

Para superar estas dificultades, la funcionaria del INIA manifestó que se debe avanzar con las modificaciones del Reglamento, junto con el Comité de Semillas Forestales, que agrupa a especialistas de instituciones relacionados con el tema forestal, incluidos a los productores y comerciales.

Pajuelo sostuvo además que se necesita contar con personal capacitados en el tema. Aunque reconoció que si bien en las facultades de Ingeniería Forestal o de Biología hay profesionales especializados en el tema forestal, les falta conocer sobre el asunto de mejoramiento genético para el caso de especies forestales; y que solo algunos a nivel de post grado han podido hacer la especialización fuera del país. De esta forma, se hace necesario identificarlos y empezar a trabajar con ellos, enfatizó.

IMG_9033

Comprometida. La funcionaria del INIA, Lucía Pajuelo explicando sobre la urgencia de avanzar con las modificaciones del reglamento, junto con el Comité de Semillas Forestales.

 

IMPORTANTES INICIATIVAS

Pese a las limitaciones, hay instituciones como ICRAF que están preocupadas e involucradas en el tema. Sobre esta labor, Cornelius reveló que desde 1995 se viene impulsando un programa de domesticación de árboles agroforestales, aliado junto al tema del mejoramiento genético. Gracias a este programa, que ha sido implementado con el apoyo de instituciones como el INIA y los mismos productores, se ha logrado tener huertos semilleros de capirona y bolaina, únicos en la Amazonía.  Sin embargo, lamentó que en la actualidad estas semillas de especies no se puedan certificar, ya que requieren de reglamentación específica.

Asímismo, indicó que el desafío es expandir significativamente el área de plantaciones y la actividad agroforestal. Para ello, sostuvo que se necesita adecuar el reglamento de semillas forestales, al cual han hecho algunos aportes. Manifestó que se necesitan fuentes semilleras para toda la gama de especies a utilizar, y que para esto se necesita un proyecto apoyado por una investigación de alcance amplio.

Empero, cuestionó que haya pocas fuentes semilleras, y que debido a eso se recurre a los vendedores inescrupulosos de semilla que recolectan semillas de uno o dos árboles, que generalmente son los de mayor acceso y de menos calidad productiva, lo cual genera malas semillas y por ende puede causar hasta la pérdida completa de la plantación.

 ¿Cuáles son los impactos de no usar una semilla de calidad?

Es reconocido que el uso de semilla de calidad tiene un gran impacto en el desarrollo de la seguridad alimentaria y la inclusión social en nuestro país, garantizando la rentabilidad de las actividades de los productores agrarios. Sin embargo, el no acceso a las mismas es una causal directa de bajo nivel de productividad, nos explica Susana Lourdes Chumbiauca Mateo, del INIA.

Cornelius anotó que si bien la semilla tiene un costo bastante bajo con respecto a una plantación forestal, el usar una no adecuadamente puede tener impactos contraproducentes en la rentabilidad, hasta el punto de perder inversiones millonarias e ingresos de miles de millones.

Es en este contexto, que cobra gran expectativa el papel del nuevo COSEFOR en avanzar hacia un marco legislativo y reglamentario en semillas forestales, ajustado a las necesidades del Perú. Sin duda, solo será posible con el compromiso de todos sus integrantes.

logo-icraf

3 Comentarios

Danos tu opinión

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *