Los Andes del Perú solían ser hogar de una pobreza mordaz, pero hoy son mucho más prósperos. Sus habitantes indígenas se beneficiaron de la reforma agraria y los sucesivos gobiernos han invertido en carreteras, municipios e incluso